El tiempo y la mente humana

Hola de nuevo. como lo prometido es deuda, aquí está la segunda parte del TIEMPO, ahora el tema central es la MENTE HUMANA.

Yo solo comparto con vosotr@s lo que he puesto en práctica y me ha resultado útil e interesante. Es el caso de este artículo, lo he leído, releído y vuelto a leer y me ha encantado.

Espero tenga tan buena acogida como la primera parte. En el siguiente post habrá unos ejercicios prácticos muy útiles.

Sin más preámbulos os invito y dejo leer este escrito.



relojes

EL TIEMPO Y LA MENTE HUMANA

 

EL FUNCIONAMIENTO PSIQUICO HABITUAL

LO QUE NOS DICEN LAS NEUROCIENCIAS.  SOBRE EL FUNCIONAMIENTO NEUROFISIOLÓGICO

El encendido y apagado a la vez dando lugar a la sincronización simultánea en el tiempo de diferentes sistemas y grupos neuronales de zonas separadas del cerebro es lo que crea el funcionamiento mental humano. Cualquier disfunción o error en el mecanismo de sincronización crearía probablemente integraciones o desintegraciones malfuncionantes. Esto es lo que sucede en algunas enfermedades neurológicas, psiquiátricas o traumatismos.

LA ESCALA DE VALORES DE NUESTRA CIVILIZACIÓN OCCIDENTAL .
LA “MENTE DE LA ESCASEZ” OCCIDENTAL

Aun sin existir como realidad material, el concepto tiempo permanece incrustado en nuestras mentes y se refleja en múltiples pensamientos que forman parte de nuestro funcionamiento psíquico habitual.

Me decía un día mi hija: “Tengo ya 18 años y todavía no he hecho nada en mi vida”. Estaba reflejando la sensación de apremio y prisa, de necesidad de tener éxito u obtener resultados de forma rápida que vivimos hoy en la vida.

Eckhard Tolle, autor de “El poder del ahora”, nos advierte que siempre le estamos confiriendo más importancia al futuro que al presente. Parece absurdo porque el ahora es real y el futuro es pura fantasía. Según Tolle, esta paradoja se debe a que todos tenemos la impresión constante de que nos falta algo: una casa más grande, una pareja, emociones fuertes o una teoría que por fin nos explique el misterio de la vida. Todos vamos buscando lo que nos falta y como creemos que eso tan esencial se encuentra en el futuro el mañana pasa a ser lo más importante.  Tolle nos advierte que nunca encontraremos algo que nos haga sentir totalmente llenos para siempre de la forma en que nos lo imaginamos. Por eso su mensaje central es que no nos ofusquemos con el futuro y que vivamos profundamente el presente.

DIVERSOS USOS DEL TIEMPO. EL USO DEL TIEMPO EN LA  TERAPIA Y EN LA POLÍTICA

Un buen ejemplo del manejo del tiempo como una auténtica manipulación psíquica para dirigir nuestra atención y captar nuestro interés lo tenemos en el uso que se ha hecho en la política. Pongo un ejemplo.

Bill Clinton ganó las elecciones presidenciales de los Estados Unidos en 1992 con el lema de campaña: «No dejemos de pensar en el mañana». George W. Bush ganó las de 2004 apelando, en parte, a la necesidad de coherencia de los votantes para mantener el statu quo de su partido en la «guerra global contra el terrorismo». En diversos discursos repetía el tema de la insensatez de cambiar de política a mitad de camino. A su oponente, John Kerry, se le describía como una persona incoherente que cambiaba de postura en diversas cuestiones. Kerry fue incapaz de ofrecer una formulación viable de un futuro más brillante con él en la presidencia.

Recordemos el impacto que tuvo el llamamiento que hizo el presidente John F. Kennedy: «No os preguntéis qué puede hacer vuestro país por vosotros; preguntaos qué podéis hacer vosotros por vuestro país». Estas palabras desplazaron el centro de las elecciones del presente al futuro. Hicieron que la gente dejara de quejarse de las desigualdades, la injusticia y la inadecuación del sistema de prestaciones sociales e imaginara cómo podrían sus actos personales crear un futuro mejor para su país. Movilizó a muchos jóvenes para que se unieran al Cuerpo de Paz e, igual que el conmovedor discurso «Tengo un sueño» de Martin Luther King, inspiró a todo el mundo con la visión de un futuro de fraternidad, compasión y dignidad al que todos podían contribuir.

 

 

el tiempopdf

EL TIEMPO Y LAS TERAPIAS

Conocido es de todos la relación del estrés con el tiempo. Sobre todo cuando este disminuye y se incrementan las actividades a realizar.  El estrés, conceptuado este como una sobreactivación global y nociva sobre la salud del ser humano. Tampoco es que tengamos muchas alternativas, pues o disminuimos las tareas o incrementamos el tiempo, pero este es limitado en nuestras sociedades

Tener prisa es estresarse, y la prisa es una forma de ansiedad, impidiéndonos ver las cosas con claridad, apreciar alternativas que se nos presentan en la vida

Recrearse o por el contrario, lamentarse por el pasado y no en su justa medida, es una buena manera de no vivir y poder apreciar el presente.

La presión temporal es una de las causas frecuentes de estrés. Vivimos en un mundo donde la velocidad dicta las normas. A medida que nuestra sociedad se vuelve más rica, la abundancia de bienes materiales se combina con la escasez de tiempo para disfrutados. Las jornadas laborales se amplían, los desplazamientos se alargan y cada vez tenemos menos tiempo libre.

Diferentes orientaciones psicológicas ofrecen diferentes tipos de “escuchas o posicionamientos terapéuticos“, destacando las diferentes dimensiones temporales. Por ejemplo, el Psicoanálisis sobre el pasado, la Psicoterapia existencial sobre el presente, o la psicoterapia humanista sobre el futuro

Es evidente que el pasado ejerce una pesada influencia sobre el individuo. Sin embargo, lo importante no es tanto lo que nuestro pasado ha hecho de nosotros como las enseñanzas que de él hemos extraído.

Imagen JPEG-5F5389F24979-1

EL TIEMPO Y EL ESTRÉS

El tiempo ha sido un producto derivado del ritmo, pues este ha sido su precursor. La vida y el tiempo son una pura cuestión de ritmo y por esta razón,  las funciones más importantes de nuestra vida se regulan por ritmos (el ritmo cardíaco, circadiano neurohormonal, el ritmo respiratorio, etc. Pensemos en lo importante que es respetar el ritmo, como ocurre por ej. en los deportes como el ciclismo, el runnig, la natación, etc. Los ritmos de la Naturaleza, del sol, la luna, del mar, las estaciones, etc. han sido siempre constantes.

Conforme la medición del tiempo se fue haciendo más precisa y las sociedades humanas ganaron complejidades y viceversa. los avances tecnológicos han ido creando ritmos diferentes, artificiales y este hecho ha ido de la mano con una aceleración de la vida. Estos ritmos artificiales nos han ido bien para algunas cosas, pero no tanto para otras. Como que los seres humanos tenemos tendencia a acoplarnos al ritmo. Estos ritmos humanos artificiales son los que muchas veces experimentamos como pesados, estresantes o, simplemente, “antinaturales”. Descansamos cuando dejamos el reloj de lado y nos sumergimos en los ritmos de la naturaleza. Conforme más nos acercamos a ellos, más descansados, relajados y reconfortados nos sentimos.

La relajación suele ser precursora del pensamiento lento. Las investigaciones han revelado que el ser humano piensa más creativamente cuando está sereno, libre de estrés y de apremios, y que si uno está sometido a la presión del tiempo lo ve todo como a lo largo de un túnel.

EL TIEMPO Y LA SALUD EMOCIONAL

En nuestra mente y cuerpo coexisten a la vez diferentes tipos de tiempo: un tiempo cronológico, el de los relojes, los calendarios; un tiempo biológico, el de las edades del crecimiento, de las estaciones, etc.; un tiempo emocional, el de los recuerdos y experiencias; un tiempo individual, que es el que cada uno precisa para desenvolverse en su vida y que sería propiamente el ritmo de cada persona; un tiempo grupal, un tiempo social, un tiempo histórico, un tiempo laboral, un tiempo de ocio, etc.

Aunque tal y como he señalado, el tiempo como cosa u objeto material no existe, y así no hay tiempo pasado ni tampoco tiempo futuro, y lo único que existe en nuestra mente son solo pensamientos sobre el pasado y sobre el futuro

Muy en general y no en todas las personas, nuestra relación con el concepto del tiempo hace que:

  • El PASADO sea siempre más cómodo que el futuro y que el presente, puesto que al ser más conocido por haberse vivido es mucho menos amenazante que lo que nos queda por vivir (el presente y el futuro)
  • EL PRESENTE. Nuestro cuerpo vive siempre en tiempo presente. Aunque nuestro presente esté preñado de pasado, el presente es donde con nuestras acciones vamos a decidir el futuro. Por ejemplo, cuidar mi alimentación y hacer ejercicio saludable ahora es también estarlo preparando para dentro de 10 años. Las sensaciones que experimentamos suceden siempre en el “aquí y ahora”
  • EL FUTURO. Pensar en el porvenir nos acostumbra a producir sensaciones de incertidumbre. Nadie conoce lo que va a ocurrir mañana. Sin embargo, dirigir mi atención, imaginar, un porvenir positivo nos va a inducir sensaciones placenteras, mientras que al contrario, imaginar un futuro amenazante nos produciría ansiedad por anticipación. Por eso establecer planificaciones no elimina las incertidumbres, pero ayuda a disminuirlas. Las cosas planificadas suceden con más facilidad, porque se hace lo necesario para que sucedan. Seguir un programa guiado nos da seguridad y confianza.

LINEAS DEL TIEMPO

Una de las más actuales y modernas líneas de trabajo para la psicoterapia y el coaching es lo que se llaman las LINEAS DEL TIEMPO. Las líneas del tiempo son las representaciones visuales mentales de donde situamos los hechos que hemos vivido, que vivimos o que imaginamos por vivir.

Una vez hemos podido identificar sobre nosotros mismos cuales son nuestras tendencias a clasificar las experiencias en líneas visuales de presente, pasado y futuro; podremos trabajar con ellas y regularlas o compensarlas con sencillos truquitos o técnicas.

Nuestra percepción habitual del tiempo es lineal. El pasado está ubicado detrás de nosotros, el futuro se halla delante y el presente es el breve intervalo que ocurre en la intersección de ambos, un destello instantáneo que desaparece de inmediato. Si el pasado nos parece un gigantesco “depósito” de antiguos presentes, ninguno de los cuales puede ser revivido, el futuro es una interminable secuencia de nuevos momentos que esperan suceder y que, hasta que no llegan, nos son desconocidos (La Caída, Steve Taylor, ed. La Llave)

LAS LEYES DEL TIEMPO

Al igual que el lenguaje se regula por una serie de normas o leyes (la gramática) que lo hacen coherente e inteligible; las leyes del tiempo son también un conjunto de normas, algunas de ellas de carácter psíquico, otras de carácter biológico, y son también reguladoras de nuestra relación mental con el concepto tiempo

LEYES NATURALES-BIOLÓGICAS  

Los seres humanos somos seres también climatológicos  y estamos conectados con el Universo. Disponemos de un circuito interno formado por varios órganos (Hipotálamo, hipófisis, glándulas suprarrenales) que están interconectados por los que llamamos neurotransmisores para regular las secreciones o emisiones de hormonas y que a su vez tienen una conexión con los ciclos de luz solar diurna y estacional,  pudiendo producir variaciones de nuestros estados neurofisiológicos, de nuestro estado de ánimo o humor, nivel de consciencia, etc. P. ej. , estamos hablando de la adrenalina, la serotonina, la oxitocina, la melatonina, los estrógenos y andrógenos u hormonas sexuales, etc. Este circuito está a su vez también conectado con el ciclo del sol y de la luna, que marcan ritmos o ciclos propios y de los que somos receptores. Es conocido por todos que el ciclo menstrual femenino tiene una duración de unos 28 días, pero ¿sabia Vd. que la duración del ciclo lunar alcanza también esa duración exacta? ¡Curiosa coincidencia!

Esas interconexiones hacen que no nos sintamos igual por el día que por la noche, que lleguemos a sentirnos somnolientos cuando llegan las horas nocturnas y de que en otros momentos sintamos que disponemos de toda la energía y vitalidad del mundo, etc. Tenemos diferentes “biorritmos”. Por estas razones, muchas personas pueden ser calificadas como “alondras (las que están despiertas y vitales durante el día y se apagan al llegar la noche) y “búhos”(las que por la noche no dormirían y estarían haciendo toda suerte de actividades)

LEYES PSICOLÓGICAS

Existen además otras leyes que también nos afectan ya no las encontramos en el orden de la Naturaleza sino que están formando parte de mismo funcionamiento mental. A estas leyes vamos a llamarlas “psíquicas o mentales” y no por ello dejan de ser menos relevantes ni tienen menos efecto real que las anteriormente citadas como naturales

Algunas de estas leyes son muy curiosas, vamos a verlas…

  • LEY DE PARKINSON. Esta ley nos dice que el trabajo se expande hasta colmar el tiempo disponible para realizarlo. Dicho de otro modo, si tenemos una tarea para hacer y disponemos tan solo de 1 hora, es probable que la acabemos realizando en ese lapso de tiempo. Pero si se diera el caso de que en lugar de una hora dispusiéramos de 2 horas, es más que probable que las tareas se alargaran y acabara por ocupar las 2 horas disponibles. Para muchos, cuando más tiempo se tenga para hacer algo, más divagará la mente y más problemas serán planteados. Este hecho tiene una gran aplicación en gestión del tiempo, productividad y dirección de proyectos, puesto que la fijación de cortos plazos de entrega nos ayuda a evitar que el trabajo se expanda innecesariamente.
  • LEY O  PRINCIPIO DE PARETO. Este principio supone que, a grandes rasgos, el 20% de lo que haces te aporta el 80% de tus resultados. Esas son, por supuesto, las actividades que debes priorizar.
  • LEY DE HOFSTADTER. Siempre tardamos más de lo que creemos, aunque tengamos en cuenta esto. Es lo habitual cuando estamos realizando tareas y haciendo cosas. Por eso nuestra “perfectas” planificaciones y agendas acostumbran a fallar cuando las llenamos de actividades. ¿Alguien puede prever los imprevistos? Es bueno tenerlo en cuenta a la hora de planificar actividades dándose un tiempo entre ellas

Además de estos principios o leyes existen también FACTORES que nos influyen en la percepción mental del discurrir del tiempo. Recuerdo muy bien uno de los cambios más relevantes de mi mente respecto al tiempo y al control de la vida cuando comencé a trabajar. Como referencia de mi percepción del paso del tiempo en aquellos momentos, la “unidad día” dio paso a la “unidad semana”, pues al no disponer libremente de mi tiempo, solo podía esperar a que llegara el fin de semana para hacer aquellas cosas que quería.

relojdesmontado

FACTORES QUE INFLUYEN SOBRE LA PERCEPCIÓN DEL TIEMPO PSICOLÓGICO

  1. El tiempo se acelera conforme envejecemos. No es lo mismo un año de vida transcurrido cuando uno tiene 5 años (1/5 parte de su vida) que un año cuando uno tiene 20 años (1/20 parte). Quizás se entienda mejor así. Parta un pastel en 5 partes y tome una de ellas. Cada parte se correspondería con un año de nuestras vidas. Una parte del pastel es bastante. ¿No? Podemos comer bien e incluso hartarnos. Parta ahora ese mismo pastel en 20 partes y tome una de ellas. El trozo que le corresponderá es muchísimo más pequeño.
  2. La velocidad del tiempo es relativa a la cantidad de información que absorbemos y procesamos. A mayor información, más lento es el paso del tiempo.
  3. El tiempo discurre más despacio cuando nos exponemos a nuevas experiencias y entornos. Por ej., en los viajes.
  4. El tiempo pasa más rápido en estados de absorción o abstracción. Evidente cuando estamos entretenidos con algo
  5. El tiempo pasa más lento en estados de no-absorción. También evidente cuando estamos sin nada que hacer, aburridos. Por ej. esperando
  6. El tiempo pasa despacio o se detiene completamente en las situaciones en las que la “mente consciente está en suspenso.  Es lo que pasa en las situaciones commocionadoras, de peligro o de gran riesgo vital o suspense

También podemos atribuir al concepto mental del tiempo otra CUALIDAD muy específica y característica y que se relaciona directamente con los factores anteriormente descritos.  Podemos hablar de la ELASTICIDAD EN LA PERCEPCIÓN DEL TIEMPO al ser esta percepción influida por los factores que nos estén influyendo y los estados que vivamos en aquel momento. Productos de esta cualidad son:

La DILATACIÓN o el aumento de la percepción de paso del tiempo se produce cuando…

  • La situación que se vive es desagradable
  • El estado de ánimo tiende a la ansiedad o la tristeza, depresión
  • Cuando se está esperando algo
  • Cuando existe sufrimiento por sentirse amenazado, sin recursos, apoyos, etc.

El ACORTAMIENTO de la percepción del tiempo, se produce cuando…

  • Existe absorción por la tarea realizada
  • Tenemos la sensación de que la situación que vivimos es agradable, relajante o interesante
  • Existe éxito al finalizar una tarea subjetivamente importante
  • Cuando tenemos la sensación de tener prisa

LADRONES DEL TIEMPO

¿Quién de nosotros no se ha sentido alguna vez con miedo a ser atracado y robado por algún maleante que nos sustrajera el bolso o la cartera?¿Podríamos estar todos de acuerdo en que pensar solo en esta posibilidad es algo que puede llegar a  atemorizarnos? Seguramente que así es, pero en cambio, ¿Cómo llegaríamos a sentirnos si supiéramos que alguien pudiera estar robándonos nuestro tiempo de vida; el mero pensamiento de que alguien pueda estar acortándonos nuestra vidas en minutos, horas, días o semanas de vida tampoco iba a gustarnos demasiado.  El hecho de que existan ladrones de tiempo y vida existe en la realidad. Lo que ocurre es que por ser algo tan cercano a nosotros es muy difícil llegar a ver lo que es obvio.

Captar nuestra atención es también llegar a captar nuestro tiempo, y captar nuestro tiempo es captar trozos de nuestra vida. Hoy día nuestra atención es uno de los bienes más codiciados por el aparato publicitario de nuestra sociedad consumista.  ¿Tenemos una pequeña idea del montante que alcanzan los precios por spots publicitarios? Según la cadena y franja horaria de TV que queramos contratar para poner un anuncio de 20 segundos, los costes van a oscilar entre los 600 y los 25.000 €. Claro está que no será lo mismo hacia el mediodía donde el impacto publicitario puede ser mayor que hacia altas horas de la noche cuando las TV son vistas por unos pocos noctámbulos. Además, y como prueba de lo importante que es captar por cualquier medio nuestra atención, el interés de las empresas de publicidad ha ido desplazándose de una disminución progresiva del  peso de la TV hacia las redes sociales (Netlix, HBO). Baste conocer que en el primer trimestre del 2017 los suscriptores de Netflix en USA superaron por primera vez a los de la TV por cable.

Vamos a llamar LADRONES DEL TIEMPO a todas aquellas circunstancias que captan nuestra atención. Los ladrones del tiempo son los principales enemigos de un uso eficaz del tiempo. Podemos distinguir entre dos tipos de ladrones del tiempo: Por un lado, van a estar los LADRONES INTERNOS, que serán aquellos que se deben a factores o cuestiones personales; y por otro lado, estarán los LADRONES EXTERNOS o ambientales: los que vienen de fuera de nosotros, del entorno que nos rodea.

 

Captura de pantalla 2018-04-11 a las 18.47.03

Si acabamos de hablar de la identificación de estos ladrones del tiempo exponiendo su origen, también vamos a hablar de sistemas de alarma y detección refiriéndonos a ellos como ANTÍDOTOS que nos pueden ayudar a CÓMO ORGANIZAR MEJOR TU TIEMPO

 

Captura de pantalla 2018-04-11 a las 18.35.55

Pac’s

Anuncios