Magdalenas integrales

Hace mucho frío, sólo apetece tomar platos calientes que nos regocigen y reconforten. Echando una ojeada a las fotos que cuelga la gente en las redes sociales; hay muchas en ambiente rústico, con sus chimeneas y troncos de leña ardiendo, platos con comida que casi se puede apreciar como humean.

Y ya lo que me ha colmado el vaso es: una foto enviada por whatsapps de mi sobrina de dos añitos mojando un churrito en el chocolate caliente de la taza de su madre… Ahí es cuando he comenzado a poner los ojos en blanco, dejando volar la imaginación. Sólo veía una magdalena gigante, que a cámara lenta iba hacia una taza de chocolate negro y espeso y se zambullía quedando flotando, toda impregnada…
Volviendo a la realidad he ido y me he dicho: no espero un minuto más. He mirado en la despensa, he visto que había de todos los ingredientes y manos a la obra, a por las magdalenas! Todo dependía de mi…

Hoy ya estoy disfrutando de mis ricas “madelens” (así las hemos bautizado en casa) recién hechas.

Estoy escribiendo sobre las magdalenas y me viene a la memoria cuando se hacían en casa de mi abuela. Ese día, era día grande, por la cocina pasaban mi madre, tías y abuela con todos los ingredientes ordenados. Empezaba el show cuando preparaban la masa y nos encargaban a los pequeños echar “los papelillos” (que hoy conocemos como sodas o gaseosillas) de color azul y blanco.
Había que hacer una montaña de polvos separando los blancos de los azules. Me encantaba! Mi abuela tenia unos moldes individuales como si fueran flaneras donde se ponía la cápsula que envuelve a las magdalenas. Ahora la mayoría tenemos bandeja para muffins. Además se hacían en la “olla-horno” por tandas. Aquello era una expectación para ver si salían con copete. Y asi hornada tras hornada durante toda la mañana y desde bien temprano.
Qué de magdalenas salían de aquel día!. En fin, recuerdos….

Esta receta esta inspirada en el libro Cocas y Tortas de Xavier Barriga. Yo he añadido algún que otro ingrediente aportando un toque de sabor…

La elaboración necesita dos dias, ya que esta masa queda mejor con una noche de reposo.

Paso ya a la receta propiamente dicha. Creo que la haréis muchas veces, os sacará de más de un apuro en el desayuno, merienda, o… ¿quién no ha cenado alguna noche un vaso de leche con magdalenas?

Ingredientes


2018-02-28-PHOTO-00000130

3 huevos M a temperatura ambiente
175 gr azúcar de caña integral
190 ml de aceite de oliva suave
60 ml de leche entera
210 gr de harina de trigo integral
7 gr de levadura química
ralladura de media mandarina
3 flores de anis estrellado
una pizca de canela
una pizca de sal

Elaboración


Siempre empiezo la elaboración de las recetas precalentando el horno. En este caso comenzaré elaborando la masa.

Mientras que los huevos se atemperan, he dejado infusionar tres flores de anís estrellado en la leche caliente y tapada.

Batimos los huevos con el azúcar, Ya sabéis hasta conseguir una crema esponjosa, que triplique el volumen inicial y haya blanqueado.

Si estas utilizando un robot pasa al accesorio pala y velocidad baja. Añade la leche colada en modo hilo, posteriormente el aceite también poco a poco.

Mezcla la harina con la levadura química, la canela y la sal. Tamiza la mezcla. si puede ser pásala al menos dos veces.

Incorpora esta mezcla a la crema poco a poco, junto a la ralladura de mandarina.

Dejamos reposar la masa obtenida en la nevera en un bol cubierto con film. Yo acostumbro a dejarla toda la noche.

Al dia siguiente, ahora si. precalentamos el horno a 220 ºC. Sacamos la masa del frigorífico y batimos con las varillas manuales con energía. En una bandeja para muffins o directamente en las cápsulas de papel y con una cuchara grande vamos llenando tres cuartas partes de la capacidad de cada molde.

Espolvorea por encima azúcar de caña. Baja la temperatura del horno a 210 ºC y en 16 minutos ya estarán listas.

Yo las dejo reposar dentro del horno y con la puerta ligeramente abierta durante cinco o diez minutos.

IMG_0936

Extrae del horno y deja enfriar, y ya tienes tus MAGDALENAS INTEGRALES listas para degustar.

A tener en cuenta


En esta receta es importante utilizar materias primas de gran calidad. Busca una buena harina integral y un buen azúcar de caña.

Si no dispones de bandeja especial para muffins, puedes utilizar la bandeja del horno y poner dos cápsulas de papel juntas para que adquiera dureza y estabilidad, aguantando así la masa.

Por la parte del horno, como cada uno conoce el suyo,  pasado el tiempo conviene pinchar con una brocheta hasta que salga limpia.

Qué ingresa nuestro cuerpo ?


A pesar de que es una receta dulce, como los componentes son integrales, ingerimos nutrientes que se alejan de las calorías vacías de gran parte de la bollería industrial.

La harina integral de trigo al contener la cáscara del trigo, conserva todas las propiedades de ésta, como son: vitamina K, vitaminas del grupo B, potasio y magnesio entre otros.

Por parte del resto de los ingredientes y en su conjunto, tendríamos calcio, vitaminas C y E.

Con este panorama no te puedes perder estas jugosas y esponjosas magdalenas.

IMG_0965 2

Y como siempre

Qué aproveche !!!

Besos
Luisa

Anuncios