Mi, tú y su bizcocho de chocolate

Empiezo a darme cuenta que me estoy haciendo adicta al chocolate. Cada vez que pienso en un postre, de una u otra manera, siempre lleva un punto de choco. Desde que descubrí que el café potencia aún más el sabor del cacao, y con lo que a mi me gusta el café… es mi combinación perfecta. Hasta me cuesta salir de ahí: parece que se ha convertido en mi zona de confort!

El café es al chocolate como la piel de naranja es a la crema pastelera. Elevan sus sabores al máximo.

Este de hoy es un bizcocho ligero, en la linea de siempre: no mantequilla, no nata, no grasas hidrogenadas. A mi me gustan así. El peligro está en que como vas zampando sin darte cuenta, terminas comiendo más cantidad.

Varias veces me preguntáis como hago para que el bizcocho suba. La verdad es que yo también he tenido fallos y masas que he tenido que tirar, pero de eso ya hace tiempo. Hay varias premisas cuando me pongo a hacer un postre. Todo debe llevar un orden para poder disfrutar del trabajo y no encontrarte con interferencias a medio camino.

Lo primero es tener todos los ingredientes pesados, preparados e identificados para usarlos. No tires de memoria: “recuerdo que tengo de esto o lo otro, creo, pienso, tal vez”. NO VALEN! Tienes que tenerlos delante y en cantidad suficiente.

El segundo aspecto, también muy importante, es tener el horno precalentado y el molde que se vaya a utilizar también esperando debidamente forrado.

En cuanto a los moldes, me surge la idea de que algún día abriré un post con las diferentes maneras de forrar un molde: según su forma, tamaño, tipo de masa, etc. En realidad, no deja de ser una manualidad.

Lo último que también vengo observando, es que no es imprescindible usar harina de repostería, con una harina de trigo normal suelo tener menos problemas.

Y aqui os dejo con la receta y con la gran responsabilidad de que os salga el mejor bizcocho de chocolate del mundo, que no pongo en duda en ningún momento.

Será un bizcocho de 10!

Ingredientes


IMG_0850

4 huevos M a temperatura ambiente
200 gr harina de trigo
200 gr azúcar
3 cucharadas cacao en polvo puro
1 cucharadita de café soluble
10-12 gr levadura química o impulsor o polvo de hornear
pizca de extracto de vainilla
pizca de sal
1 cucharadita colmada de ralladura de naranja
1 vaso de leche entera a temperatura ambiente
zumo de 1/2 limón
75 ml aceite de oliva suave

Elaboración


En primer lugar preparamos el vaso con leche, exprimiendo dentro el zumo de limón, dejamos reposar la mezcla durante al menos 30 minutos, hasta que la leche se haya cortado, es nuestro yogur particular.

Precalentamos el horno a 200ºC con calor arriba y abajo.

IMG_0856

Preparamos el molde, en este caso he utilizado uno rectangular, no desmoldable. Le he puesto papel vegetal en todo el interior, sin mantequilla ni harina, únicamente el papel.

Y ahora ya pasamos a elaborar la masa. En el bol del procesador y con el accesorio varillas batimos los huevos junto con el azúcar, hasta obtener una crema que haya triplicado el volumen inicial, espumosa y blanqueada.

Mientras se baten los huevos tamizamos la harina junto al cacao en polvo, el café, la sal, el extracto de vainilla y la levadura. Yo lo tamizo hasta 3 veces.

Volvemos al procesador de alimentos y cambiamos al accesorio pala mezcladora, añadimos el aceite en hilo, la leche con limón también en hilo, mezclamos a velocidad mínima hasta que esté integrado el conjunto.

Añadimos la ralladura de naranja, y a continuación todos los sólidos que habíamos tamizado. Igual que antes mezclamos justo hasta que no haya grumos y consigamos una mezcla homogénea.

Vertemos la masa en el molde moviendo este hasta que la mezcla quede niveladaIntroducimos en el horno en la segunda ranura empezando a contar desde abajo, y en 35 minutos aproximadamente ya tendremos nuestro bizcocho.

Dejamos en el horno con la puerta entreabierta hasta el primer tope durante 10 minutos aprox. Dejamos enfriar fuera del horno sobre una rejilla.

IMG_0860 2

Desmoldamos una vez frío y decoramos con azúcar glas. En este caso he hecho una plantilla de letras, para la que he utilizado el cartón de la caja de cereales.

Y ahora a zampar, ñam, ñam,

IMG_0876

A tener en cuenta


Sobra decir que los ingredientes deben ser de la mayor calidad posible, o al menos de nuestra confianza por la experiencia adquirida.

La leche, salvo problemas diagnosticados, que sea entera, así se coagulará antes al entrar en contacto con el zumo de limón.

Se puede utilizar cualquier tipo de café, quiero decir: descafeinado, expreso, soluble, etc. A mi me resulta más cómodo utilizar el soluble, sólo tienes que abrir el tarro, coger la cantidad que quieres y añadir a la harina.

La ralladura de naranja mejor sin la parte blanca, consiste en un ligero rallado. La parte blanca da un amargor que no le va nada bien al bizcocho.

El limón en la leche tiene el objetivo de cortarla y el efecto es como utilizar yogur, sólo que en este caso el limón aporta al bizcocho un sabor añadido muy agradable.

Respecto al horno, lo de siempre, cada horno es un mundo, y el usuario habitual es el experto.

Cuando incorporemos la mezcla seca (harinas y demás) a la crema batida de huevos y azúcar, mezclar lo justo para deshacer grumos. Si nos pasamos, la masa baja y le cuesta subir en el horno.

IMG_0869 2

Y como siempre me despido:

A disfrutar !!!

 

 

Un abrazo
Luisa

 

 

Utensilios y herramientas utilizadas


Molde rectangular

Procesador de alimentos

Bol cristal

Tamiz

Anuncios